ASTER International : Home   »  Noticias   »  Novedades del sector

Rolex Oyster Perpetual Datejust 31, un ícono estético

Publicado por Aster en Noticias    1 de septiembre de 2020   

E l Oyster Perpetual Datejust 31 se presenta en versión Rolesor blanco (combinación de acero Oystersteel y oro blanco de 18 quilates) y provisto de esferas en tonalidades variadas con índices o números romanos facetados en oro blanco de 18 quilates. La primer variante, coronada con un bisel engastado de 46 diamantes talla brillante, luce una esfera aubergine con acabado tipo sol, decorada con el número romano VI engastado de diamantes. Las otras tres modalidades presentan, respectivamente, una esfera verde menta con acabado tipo sol, lacada blanca o dark grey con acabado tipo sol, y están provistas de un bisel estriado fabricado en oro blanco de 18 quilates. Las agujas y los índices o números romanos de estas cuatro nuevas modalidades también son de oro blanco de 18 quilates. Los reflejos luminosos sobre las asas y los flancos de la carrura resaltan las refinadas formas de su caja Oyster de 31mm de diámetro.

Modalidad con esfera aubergine con acabado tipo sol, decorada con el número romano VI engastado de diamantes y bisel engastado de 46 diamantes talla brillante.

El Datejust de Rolex es el arquetipo del reloj clásico, tanto por su estética atemporal como por sus funcionalidades. Lanzado en 1945, es el primer reloj de pulsera cronómetro, automático y hermético que indica la fecha en una ventana insertada en la esfera situada en la posición de las 3 h, lo que cristaliza todas las innovaciones principales aportadas hasta entonces por Rolex al reloj de pulsera moderno. El Datejust ha trascendido el paso de los años con sus códigos estéticos inmutables y definitivamente reconocibles.

Versión con esfera verde menta, provista de un bisel estriado fabricado en oro blanco de 18 quilates. Presenta un brazalete Jubilee.

Rolesor, la unión del oro y el acero Oystersteel
Combinación de oro de 18 quilates y acero Oystersteel en un mismo reloj Rolex, el Rolesor supone una verdadera firma de la marca desde 1933, fecha en la que se registró el nombre. Es el encuentro de dos metales: uno, noble y precioso, fascina por su brillo e inalterabilidad; el otro, reputado por su resistencia a la corrosión, garantiza robustez y fiabilidad. Estas características reflejan perfectamente la fusión de elegancia y rendimiento lograda por los relojes Rolex. En estas nuevas versiones en Rolesor blanco del Datejust 31, el bisel es de oro blanco de 18 quilates, mientras que la corona, la carrura, el brazalete y el cierre son de acero Oystersteel.

El brazalete Jubilee de esta modalidad con esfera dark grey está equipado con un elegante cierre desplegable invisible Crownclasp.

La caja Oyster, ejemplo de robustez y elegancia, garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros de profundidad. Su fondo, con un fino sistema de acanalado, está herméticamente enroscado con ayuda de una herramienta especial a la que solo los relojeros autorizados por Rolex pueden acceder. La corona Twinlock, provista de un sistema de doble hermeticidad, se enrosca sólidamente a la caja. El cristal, coronado por la lente Cyclops a las 3 h para una mejor lectura de la fecha, está realizado en zafiro irrayable. 
Las nuevas modalidades del Datejust 31 están equipadas con el calibre 2236, un movimiento completamente desarrollado y manufacturado por Rolex. Este movimiento mecánico de cuerda automática, a la vanguardia de la tecnología relojera, ha sido objeto de varios depósitos de patente. Ofrece mejoras esenciales en materia de precisión, autonomía, resistencia a los golpes y a los campos magnéticos, comodidad de uso y fiabilidad. Consta de la espiral Syloxi, patentada y fabricada por la marca. Esta espiral de silicio es hasta diez veces más precisa que una espiral convencional en caso de golpes, y su geometría patentada garantiza la regularidad de la marcha en todas las posiciones. El movimiento dispone, además, de una rueda de escape paramagnética en níquel-fósforo. El oscilador está montado sobre amortiguadores de golpes Paraflex de alto rendimiento, desarrollados y patentados por Rolex, que ofrecen al movimiento una resistencia mayor a los golpes. El calibre 2236 lleva un mecanismo de cuerda automática por rotor Perpetual y cuenta con una reserva de marcha de aproximadamente 55 horas.
Como todos los relojes Rolex, el Oyster Perpetual Datejust 31 cuenta con la certificación de Cronómetro Superlativo, que garantiza su excelente rendimiento en la muñeca.

El brazalete Oyster de esta versión con esfera lacada blanca está dotado de un cierre desplegable Oysterclasp y dispone del cómodo sistema de extensión rápida Easylink, que permite ajustar fácilmente su longitud unos 5 mm.

Categorías : Novedades del sector