ASTER International : Home  »  Revista

Editorial

Publicado por Aster en Revista    9 de julio de 2018   

C omo cada año, luego de la finalización de Baselworld, tanto desde el grupo organizador, como desde las autoridades del Salón, pasando por los comités de expositores y los directores de las empresas más representativas, se habló del éxito alcanzado, de los grandes negocios que pudieron concretar las marcas participantes, los interesantes contactos establecidos con la prensa, etc. También se mencionó la satisfacción por el número de visitantes, que se mantuvo estable a pesar de la duración reducida del Salón.

Pero como periodista, a veces a uno le cuesta entender la situación, especialmente al observar los distintos sectores cerrados dentro del monumental recinto ferial de Basilea, inaugurado en 2013. También es difícil comprender porqué en 2017 había 1500 marcas expositoras y este año tan solo 650.

Antes de que finalizara el mes de mayo, nos enterábamos de que Sylvie Ritter –Managing Director de Baselworld durante los últimos 15 años– quien además trabajó 26 años dentro del MCH Group (Grupo organizador del Salón), dejaba su cargo. Si bien es muy valorable la labor de Ritter durante todos estos años, su gran compromiso, así como su conocimiento de la industria y el posicionamiento que ella logró darle a Baselworld –todos motivos por los cuales se lamenta su partida–, también es cierto que la industria demandaba un cambio. Hace un tiempo ya que se habla de mutación, de profundas transformaciones de la industria de la relojería y la joyería. Quizás llegó el momento de que esos cambios lleguen a Baselworld.

No es posible hablar de un «reposicionamiento del concepto de Salón» y enfocarse en las grandes marcas como Rolex, el Swatch Group, Patek Philippe, el Grupo LVMH, Chopard, Breitling y Chanel, que por su parte ya confirmaron su presencia en la edición 2019 de Baselworld.
Michel Loris-Melikoff, quien forma parte del MCH Group desde hace 3 años, asumió el puesto de Managing Director de Baselworld el 1 de Julio. Sin dudas le toca un contexto difícil para esta Feria centenaria, por lo que deberá trabajar arduamente para elaborar un concepto de futuro, que le permita encontrar soluciones que contemplen satisfacer las necesidades de las medianas empresas y aquellas marcas que decidieron abandonar el Salón en los últimos tiempos.

Por lo pronto, Loris-Melikoff prometió hacer «un serio análisis de las críticas», lo cual hace pensar en un buen comienzo. Explicó además: «Estaremos poniendo mayor énfasis para posicionar a Baselworld como la plataforma líder en marketing y comunicación para la industria. Estamos abordando esta tarea con una gran cantidad de nuevas ideas y con los valiosos aportes de los exhibidores, visitantes y los medios».
Le deseamos a Michel Loris-Melikoff el mayor de los éxitos en este nuevo camino llamado Baselworld.

Laura Esther García
Editora y Directora General Aster Internacional


Categorías : Revista