ASTER International : Home  »  Revista

Editorial

Publicado por Aster en Revista    5 de marzo de 2018   

L a rapidez con la que se producen algunos cambios hace que a veces se nos dificulte entender la realidad. Hace casi cinco años nos encontrábamos ante un hecho verdaderamente significativo como fue la remodelación del recinto Ferial de Basilea, con un complejo de pabellones totalmente rediseñados, con stands espectaculares y una superficie total de exposición de 141.000 metros cuadrados.

Esa obra monumental, para la cual se invirtieron 430 millones de francos suizos, marcaba el comienzo de una nueva era para Baselworld. Hasta el año pasado esta plataforma impresionante albergaba a 1.500 marcas. Hace unos meses nos enterábamos que, además de acortar dos días la duración del Salón, Baselworld 2018 contará con aproximadamente la mitad de sus expositores.

Mucho se habla de los beneficios de Internet para el lanzamiento de las novedades. Se ponderan además, las oportunidades de la tecnología digital, «estar conectados y transmitir en tiempo real», la comunicación digital, las redes sociales, etc. A los fines de permanecer «conectados» a este mundo actual es que Baselworld propone un nuevo enfoque para la comunicación: un «CHATBOT» inteligente, «Baselworld Live News» que transmite en tiempo real las novedades a través de mensajería móvil como Facebook Messenger, WeChat y Telegram.

Se entiende que existe un público que vive e interactúa permanentemente con sus smartphones y utiliza constantemente las redes sociales. Pero personalmente me pregunto: ¿no habría quizás que preocuparse ante la disminución en la cantidad de expositores que participan en la Feria?. François Thiébaud, Presidente de Tissot y Presidente del Comité de Expositores Suizos de Baselworld y miembro del Comité de Consulta de Baselworld, manifestó: «Baselworld ofrece un mensaje global que no sabría ser transmitido únicamente por vía digital». Y además expresó, reivindicando de alguna manera lo valioso del evento: «Baselworld continúa revistiendo una importancia capital. En efecto, no existe mejor manera de descubrir un producto que viéndolo, tenerlo entre las manos y familiarizarse con él».

Es evidente que la relojería está atravesando profundos cambios. Si nos referimos al Salon International de la Haute Horlogerie de Ginebra, hace tres años contaba con dieciséis marcas expositoras, mientras que en la edición de este año tuvo treinta y cinco (la mayor cantidad de su historia). Por su parte, se creó también un nuevo espacio denominado «SIHH Live» en el corazón del Salón, diseñado como un estudio de TV y que sirve de plataforma de comunicación que genera contenidos que son difundidos por los canales de comunicación de SIHH. Como resultado del Salón se habló de los 400.000 posteos con el #SIHH2018 y también de un alcance global de 288 millones de personas.
En fin, este es el lenguaje de la era digital. Es esperable que estas nuevas formas no distraigan o desvíen el mensaje de la esencia del verdadero arte de la relojería.

Laura Esther García
Editora y Directora General Aster Internacional


Categorías : Revista